Javi Nuter

 

Un 13 del mes de Agosto de 1980 nací, con la calor del medio día salí y cuenta mi tío que ya prematuramente comenzé a dar porrazitos en todos sitios. A los 3 años literalmente una mesa de cristal partí… dándole porrazos… Ya dejaba entrever por dónde irían mis derroteros. En el colegio me conocían por el vuelabolis, pues varios profesores decidieron tirar mis bolígrafos por la ventana, por estar siempre haciendo ruiditos en la mesa.

Ya en la época del instituto, tocaba en la cama discos que tenía mi hermano poniendo libros de distinto grosor para simular la batería. Por alli pasaron, The beatles, Phil Collins, Status quo, Led Zeppelin y el disco que literalmente hizo que me reventara la cabeza y me planteara más en serio este mundo fue: “Made in Japan” de Deep Purple con su mítico solo de Ian Paice en “The Mule”,
8 minutos que cambiaron mi vida para siempre.

Definitivamente comenzé a tomarme más en serio esa idea que rondaba mi cabeza “ la batería “. Gracias a 12000 pesetas tuve mi primera batería con 16 años, una Pearl fiberglass de los años 70. Con ella empezé a tocar en bandas de versiones de grunge, Nirvana, Alice in chains y una de las bandas que más me influenciaron en esa época como fue Pearl jam. Un año más tarde comenzé a dar clases con el maestro de maestros “Diego Ruiz” de Storm y comenzé mi andadura en muchas bandas y por muchos estilos musicales diferentes: Rock, Reggae, Rap, Soul, metal, tocando en bandas como “Sangre”, “Los que mataron a bruce Lee”, “In Cold Blood”, “La desgracia en compañía”, “El guerrero Kiniman”…
Corría el año 2007 cuando comenzé un proyecto más personal con una banda en la que pude aportar todo lo aprendido hasta entonces, “3kpas” fue un proyecto de Rock, Metal, rap, salsa y reggae, con 2 discos editados y muchos conciertos a las espaldas.

En 2014 me comenzé un proyecto de tributo a la legendaria banda de thrash metal
“Megadeth”, que duró hasta 2018, cuando me uní a otro proyecto más personal “Twelve Monkeys” una banda de Grunge Metal, que comenzaba a ser un referente en el panorama musical sevillano. Por causas personales de algunos miembros de la banda, se disolvió y en esa éopca fue cuando tuve la oportunidad de dar clases con los maestros “Juan de la Oliva” y “José Mena”.

En 2020, gracias a una llamada inesperada de Charly Durán, me uní a la familia de Sweet Hole, en la que siento que llevo con ellos una eternidad. Desde el primer momento sentí un gran feeling. Muchos años por delante auguro, con muchas nuevas historias con la que compartir el camino de la música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *