Crónica Siniestro Total + Sweet Hole | La Musicoteca

MEDIO: La Musicoteca

ENLACE  AL ORIGINAL

RESEÑA:


Noche de crescendos, sin duda. Al quinteto sevillano de Rock Progresivo, Sweet Hole, les tocó la poco agradable misión de abrir fuego mientras la sala se iba llenando. Sonando a un volumen mucho más demoledor del que estábamos acostumbrados por sus actuaciones pasadas, la banda no tuvo problema en ocupar un escenario grande, resolviendo la papeleta con soltura y con su versión del Highway Star de Deep Purple animando al respetable. Cerraron con su oficioso single Decide, mientras la sala seguía recibiendo fans de los gallegos. La Custom registró un lleno sin apreturas que deja constancia del empuje que aún mantiene una de las bandas clásicas del Rock patrio.

Mientras la música de ambiente cambiaba de las melodías extraterrestres de Encuentros en la tercera fase a la sintonía de Corrupción en Miami, los Siniestro Total ocuparon sus posiciones a los instrumentos y detrás de los micrófonos. Sonaron los acordes de “Alégrame el día” y el público estaba ya entregado a corear las irónicas letras que salían por la boca de Julían Hernandez.

Sonaron aún más compactos de lo que cabría esperar de una banda de este calibre, y tocaron todos los temas que este humilde redactor – que reconoce que durante años, Siniestro Total era su asignatura pendiente de ver en concierto – podía esperar. El guitarrista Javier Soto, que repartió eficientes solos a lo largo de toda la noche, se ocupó de la voz solísta en Baños de sangre en Puerto Banús – ¿Existe un estribillo más complicado y a la vez más tarareáble? – mientras que el bajísta Óscar Avedaño hizo lo propio con Viene el verano y en ambos casos, fue una labor más que efectiva.

Por supuesto, a Hernandez no se le escapaba la oportunidad de soltar algunas de sus venenosas diatribas entre canción y canción que arrancaron no pocas carcajadas de los asistentes: “Habíamos pensado cambiar el nombre del grupo, pero Presuntos Implicados ya estaba cogido, así que creo que ahora nos pega más llamarnos Esperanza Aguirre”.

Conviene aclarar, no obstante, que si bien a los Siniestro se les sigue describiendo como una banda de punk-rock, a lo largo de su trayectoria han sumado múltiples influencias: el reggae, el ska y sobre todo, el blues – “todas las músicas son el blues” afirmó Julian – impregnan composiciones que nunca dejan de hacer sonreír o desgallitarse a los que siguen al grupo. En este sentido, destacar los colores que aporta el saxofón – y los teclados ocasionales – de Jorge Beltrán, que lanzó algunas líneas geniales en Todo por la napia o en la versión que hizo la banda del Soy así de Los Salvajes. Y por supuesto, tocaron su single sin álbum ¿Casualidad? No lo creo, que nos hizo bailar tan bien como pudimos. 

Para cuando cayó el clásico Bailaré sobre tu tumba, era inevitable ver, en las primeras filas, a gente de todas las edades botando y pogueando como si no hubiera un mañana. En los bises, despidieron la noche con Ayatollah y la sensación de que a estos veteranos aún les queda mucha trayectoria por delante. 

Crónica Storm + Sweet Hole | 8pistas

MEDIO: 8pistas

ENLACE  AL ORIGINAL

RESEÑA:


DULCE TORMENTA

SWEET HOLE

Desde mi posición privilegiada junto al escenario pude comprobar cómo el teclista apretaba el botón correspondiente a la intro de su concierto: una tormenta. ¿Una señal de respeto, una reverencia, un homenaje, un guiño? Nunca se sabe con esto del Rock Progresivo, pero dado el carácter innegablemente endogámico que parecen tener estas dos formaciones no me extrañaría un pelo.

Sweet Hole es un quinteto –guitarra, batería, teclados, bajo y voz- de Sevilla que acaba de grabar su segundo disco, “Retrospective”, en el estudio Altajo, producido por Diego Ruiz, el batería de Storm. El mismo Diego fue quien empleó hace unos dos años el término “dar la alternativa” cuando presentó en sociedad a la banda en laSala Malandar. Esta noche, sin embargo, consideró que el grupo “ya tiene remos para navegar por su cuenta”. Y eso es más o menos cierto.

Han crecido, y se nota. Tanto, que las dos bandas compartieron teclista y, en algún momento, cantante. Ciertamente, el manejo de la maquinaria es efectivo por parte del teclas, que combinó sonidos de Mellotron, Hammond y otros sintes con soltura y gusto, llegándome a recordar en algún momento al finado Peter Bardens, de los míticos Camel. Javier es un cantante estupendo, con agudos realmente poderosos; sólo le falta mejorar un poco la dicción inglesa (y el discurso entre las canciones, ¿vale?). Tuve la oportunidad de escucharle cantar unas coplillas una noche a la orilla del río con una borrachera de tres pares de cojones (él, no yo; era incapaz de oír nada de lo que se le decía, e incluso gritaba) y puedo asegurar que su talento no se limita al Rock Progresivo. Su hermano David toca la batería, mucho mejor que cuando tuvo que sustituir a Edu López para terminar “Riddles Of Mind”, el primer disco. Tiene buenas partes de percusión y además posee una voz que secunda perfectamente la de Javier cuando el momento lo requiere.

Otros dos hermanos, los Durán (¡qué de hermanos hay esta noche!), tocan guitarras. Miguel es un buen hacha, pero en momentos clave (los más acústicos del “Roundabout” de los geniales Yes, por ejemplo) se pone un poco nervioso y no consigue las dinámicas deseables. Carlos, el bajista, utiliza ciertos pedales para adulterar el sonido de su instrumento, generalmente con excelentes resultados. La banda al completo posee mucha energía en los pasajes más rockeros de su música, y desluce un poco cuando juega con silencios y arranques complicados (siendo la gran afectada de esto su versión del “21st Century Schizoid Man” de King Crimson), aunque mantiene la actitud correcta y defiende con valentía su propuesta.

En cuanto a ésta, consistió en temas de sus dos discos, consiguiendo estar los mejores del primero (“Pseudoflashback” y “Beyond The Shield”) a la altura de los nuevos, algo que agradecí, pues el primer disco se me antojó algo largo y repetitivo salvo las citadas excepciones. Porque lo que sí advertí es una mejora evidente de las composiciones, más fluidas y alejadas de ese síndrome del Rock Progresivo mal entendido, que consiste en pegar partes, una detrás de otra, para formar un collage poco coherente pero que siempre puede ser defendido por original. Pudimos disfrutar de arreglos muy meritorios en interpretaciones a menudo excelentes. En cuanto pueda procuraré hacerme con el disco.

STORM

… y los hermanos Ruiz Geniz tomaron sus instrumentos. Al bajo, José Ramón Torres, al teclado, el susodicho deSweet Hole. Como siempre, lo primero que llama la atención de esta banda es la potencia del batería, Diego. Es descomunal. El doble bombo de “La tormenta llegará” nos llegó hasta el tuétano. Y además canta. Tampoco para tirar cohetes, porque las voces nunca fueron el fuerte de estos sevillanos, pero eso es lo de menos. El primer cantante que tuvieron ya me contó una vez que cuando telonearon a Queen en Barcelona, allá por 1974, en la primera visita del combo británico a nuestro país, a Roger Taylor le daba miedo salir después de lo que había visto y oído. Eran los “Deep Purple españoles”, o eso decían por ahí. Yo me lo creo, aunque en escena mantienen una sonoridad en apariencia simple, casi Ramone, pero con Cruzcampo como modus vivendi.

En cualquier caso, presentan nuevo disco: “Trilogía, del que “Caja de metal, una balada lo suficientemente potente como para destrozar una baqueta, fue una muestra elocuente. Se embarcaron luego en una extensa jam instrumental, donde comprobamos que el otro Ruiz, Ángel, tampoco es manco a la guitarra. Su labor destacó cuando José Ramón le liberó de tareas vocales en un tema en el que dejaron claro que también saben utilizar dinámicas (y sacar lo mejor del teclista de Sweet Hole). “It’s All Right, himno efectivo, festivo y primario, cerró su set. Por el momento, porque tras un breve retorno de Sweet Hole (“Roundabout incluido, amén del single del nuevo disco) en el que Javier se salió, salieron de nuevo a escena para contar con éste en una versión atronadora de “Highway Star”, con excelentes aportaciones de todos los implicados.

Fue el final del concierto en lo estrictamente musical, que no de la noche, pues se procedió al sorteo de un carnet de moto. Vamos, ese tipo de cosas que sólo ocurren en Sevilla.

Podrás ver todas las fotografía del concierto AQUí

Crónica 31.05.12 | Subterráneo Heavy

MEDIO: Subterráneo Heavy

ENLACE  AL ORIGINAL

RESEÑA:


Lo que se vivió el pasado día 31 de mayo en la Sala-Teatro La Imperdible  fue realmente emotivo. Una banda, SWEET HOLE, que estaba dispuesta a hacernos vibrar y lo consiguió con creces, con un público que aunque escaso, muy entregado a la causa y con una educación exquisita (desgraciadamente poco visto en este tipo de conciertos).

Como no podía ser de otra manera, la banda dedicó el concierto en homenaje al malogrado Edu López, que siguen sintiéndolo como uno más del grupo y del que incluso se podía notar su presencia.

Fueron muchos músicos amigos de la banda, los que quisieron estar en este emotivo homenaje aportando su granito de arena, y por supuesto familiares del homenajeado, que no pudieron evitar emocionarse ante tanta tensión.

Si de algo puede presumir la banda es de humildad y buena gente, en todo momento se mostraron accesibles y muy atentos con todos los asistentes, incluso en backstage (ejemplo para otras bandas sobradas de ego).

Sobre las 21,45 salió SWEET HOLE a escena, sonando “Beyond the Shield” con la participación del que fuera 1º teclista del grupo (Javi Barrantes), un tema algo paradito en principio para ir subiendo en velocidad, donde el público empezó a sentir lo que iba a pasar, fue en el 3º tema, un cover de CAMEL“Lady fantasy“, donde el público se entregó de manera absoluta, cuando la banda fue mezclando hasta salir con la parte rápida del tema de LED ZEPPELIN “Stairway to Heaven”  con la maestría de David en los teclados, fue realmente espectacular.

Se siguieron adornando con covers , esta vez de KING CRIMSON ,“21st Century Schizoid Man”, donde Miguel se recreaba con su Gibson, y la banda se empezó a sentir muy cómoda sobre el escenario ante un público entregado.

Volvieron a darnos otro tema de su álbum, esta vez “Nightmare Heale”, pero decir que nada tiene que ver con la que escuchamos en el disco, mucho más rápida y potente en directo, donde volvieron a hacer mención del homenajeado Edu, y seguían dando muestras de profesionalidad y buen hacer.

Subió otro amigo de la banda, “Polo Murga”, con su guitarra acústica para deleitarnos con “El Lago” de la mítica formación sevillana TRIANA, y llegó un pequeño descanso del personal.

A la vuelta se marcaron otro cover de CAMEL, “Rhayader Goes to Town”, volviendo otra vez a temas propios, “Our own death”, de nuevo con dos teclados, para dar paso a otro amigo de la banda, Juanan, que no se cortó y se atrevió  a poner voz en “Wish you Were Here”, clásico de PINK FLOID, y llegó el momento mas apoteósico de la noche.

Cuando Diego Ruiz y Manuel Muriel (THE STORMS), subieron al escenario junto con el grupo, para regalarnos “Highway Star” de DEEP PURPLE , con una ejecucion impecable, y Javi dando todo lo que le quedaba de voz, repitiendo formación con “I´ve got to tell you mama”  clásico de THE STORMS  para delirio de los asistentes, el grupo dió un descanso para seguir con otro cover de KING CRIMSON, “Epitaph”, muy bien llevado por la batería de David y el bajo de Charly, en un mano a mano que bien podrían firmar los más grandes. Llegaba el final y cómo no, la banda se despedía con un tema de su “Riddles of mind”, “Inferior being”, ya con el público entregado a tope y agradeciendo a la banda las 2h y media, que nos regaló de buen rock progresivo, incluso pidiendo mas .

 

Muy gratas sensaciones me marcó este concierto, quedándome claras que son muy buenos músicos, buena gente, y que el directo nada tiene que ver con el disco de la banda. Fotos para el recuerdo de todos los participantes, realizadas por Antonio Garcia Reina.

Entrevista | Subterráneo Heavy

MEDIO: Subterráneo Heavy

ENLACE  AL ORIGINAL (con audio)

RESEÑA:


La banda sevillana de rock progresivo “SWEET HOLE” dedicó un merecido homenaje al que fuera baterista, compositor, y fundador de la formación, Edu López, tristemente fallecido en el pasado año.

Como no podía ser de otra manera, se hizo de forma gratuita en la sevillana sala – teatro “La Imperdible”, el 31 de mayo del presente a partir de las 21’30, donde la banda nos proporcionó sorpresas importantes basando su set-list en el rock de los 70, del cual Edu era un enamorado, con colaboraciones importantes de verdaderas estrellas pioneras de nuestro rock, como Diego Ruiz y Manuel Muriel (STORM) entre otros, quienes quisieron estar apoyando al grupo en este merecido homenaje en el cual la banda se volcó de lo lindo y nos hicieron disfrutar de una noche de buen rock.

Nos dirijimos a la sevillana Plaza del Pelícano donde nos esperan los componentes de la banda SWEET HOLE, en el mismo local donde ensayara el mítico cantante sevillano SILVIO.

Para interesarnos por este homenaje y por supuesto saber mas del grupo  y de su disco “Riddlles of mind” publicado en 2011, Subterráneo Heavy también quiso formar parte, y tuvimos el placer de entrevistar a la banda.

El grupo esta compuesto por:

  • Miguel Duran (Guitarra)
  • David Alejo  (Teclados)
  • Javier Carrasco (Voz)
  • Charly Duran (Bajo)
  • David Carrasco (Batería)

Más sus inseparables German (Técnico de sonido), y Eugenio “crack” (Road manager).

Escapando de todo | Viva Sevilla

MEDIO: Viva Sevilla

ENLACE  AL ORIGINAL

RESEÑA:


La prometedora banda sevillana Sweet Hole madruga, en este 2014, para ofrecer la presentación de su nuevo disco, Retrospective, el 11 de enero en la Sala Malandar. En el acto estarán sus padrinos, The Storm. La banda está formada por Miguel Durán, guitarra; Carlos Durán, bajo; David Alejo, teclados; David Carrasco, batería; y Javier Carrasco, voz. Carlos y Miguel contestaron a las preguntas de Viva Sevilla.

¿Qué contáis en ‘Retrospective’?
–Carlos: Son un compendio de historias y temas que tienen que ver con los diferentes estados anímicos y psicológicos del ser humano al interaccionar con su entorno: personas, trabajo, muerte… Cómo intenta una persona escapar de todas estas situaciones adversas a través de distintas historias y personajes repartidos en distintos paisajes sonoros.

¿Cómo definiríais vuestro estilo musical y en que músicos os inspiráis?
–Miguel: heredado de las raíces de la banda, pero con un sonido más fiel al que presentamos en los directos. Es un disco de rock progresivo o sinfónico en el que abordamos unas composiciones influenciadas por una música anterior a nuestra época. Bandas como King Crimson, Camel, Yes, Deep Purple y alguna contemporánea como Tool y Marillion, pero no por ello quiere decir que plagiamos su sonido. Nos empapamos de toda la música que nos gusta desde los 70 hasta hoy y le damos una forma, un desarrollo que nos guste, nos atraiga y nos atrape.

¿Como ha sido en la producción con con Diego Ruiz Géniz, batería de Storm?
–Carlos: Fue una experiencia muy divertida a la vez que muy constructiva ya que con un maestro de la época que tanto admiramos pudimos aprender mucho sobre la forma de trabajo, armonías y efectos a los que queríamos llegar. Diego, además de la amistad que nos une, es un profesional único y es un auténtico lujazo tener a uno de los maestros del rock nacional con nosotros.

¿Qué cosas positivas sacásteis de vuestro paso por el Surface Festival?
–Miguel: Lo más positivo del Surface, además de ser lo más divertido, fue el adaptar nuestros temas para un directo condensado, de corta duración. Teníamos que demostrar la música que hacíamos en poco tiempo, lo cual no era tarea fácil al ser grandes composiciones, y las adaptamos de una forma muy intensa y sin dejar de ser fieles a lo que hacemos.

¿Este disco es la confirmación definitiva de la banda?
–Carlos: Siempre se espera que sea una confirmación, pero no usamos la palabra definitiva porque Sweet Hole siempre está en constante crecimiento y evolución para sorprender a quién nos oye y nos sigue y por nosotros mismos.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro?
–Miguel: Los más inmediatos son el seguir dando directos, que la gente en Sevilla, en Andalucía y el resto de España que no conoce el rock progresivo se enganche y descubra que no murió en los 70. Hay vida en esta música más que en otros géneros más trillados. Tenemos opciones de ir a las islas británicas y además en breve empezaremos a grabar un nuevo trabajo que está bastante avanzado y que subiremos de descarga gratuita en internet.