supersonic-115

Batería Tama Superstar

Para hablar de mi instrumento primero tengo que dar infinitas gracias a la familia de Eduardo, que tras su fallecimiento decidió cedernos su batería, sin olvidar lo importante que fue su apoyo tanto para seguir adelante con el grupo como para ofrecer a Edu un homenaje en forma de concierto que intentamos hacer cada año, con los temas de Sweet Hole en los que el participó, así como versiones de las canciones que a él más le gustaban.

La batería en cuestión es una Tama Superstar de color negro, con 4 toms de 10”, 12”, 14” y 16” respectivamente. Uso un  bombo de 22” y la caja de 14”. Como HiHat utilizo un ZXT de 14” de Zildjian, y de la misma marca uso un Ride ZXT de 20”. Para marcar pequeños acentos y cortes uso el Splash de Sabian B8, de 10”.

Con el paso de los años he ido añadiendo más accesorios a la batería, sobre todo en materia de platos. Así, me compré dos Crash Paiste modelo Alpha, uno de 14” y otro de 16”, y por último un plato China de Zildjian, el ZHT, de 18”. Además, añadí un doble pedal por las exigencias que pedía el estilo de Sweet Hole, y opté por un Dixon PP9290D de doble cadena y diversas posiciones de ajuste en su barra central de aluminio, ya que me resultó muy cómodo y versátil, además de buena relación calidad/precio. Esa es la batería que uso en el local y en los conciertos, mientras que en casa tengo un batería electrónica Roland TD6V, con la que puedo ensayar tranquilamente sin necesidad de desplazarme al local ni molestar en casa con el imponente ruido de una batería acústica.